jueves, 14 de mayo de 2015

Ya es tiempo de luchar ,ya hemos estado en la batalla

Las tropas de ambos contendientes nos encontramos el 2 de marzo de 1476 en Toro. Mis tropas y las de los partidarios castellanos de mi mujer regresaban a Toro, después del cerco de Zamora, pero fuimos alcanzadas a una legua al oeste de Toro por las tropas de Fernando II de Aragón, que venció mis fuerzas, huyéndome hasta Castronuño. Por su parte, el ataque victorioso de mi hijo,que derrotó al ala derecha castellana,recuperó el estandarte real portugués y mantuvo la posesión del campo de batalla,pero no tuvo mayores consecuencias, ya he decidido retirarse al verificar la falta de apoyo que tenía en Castilla la causa de Juana.

Más de un mes después de la batalla de Toro, una pequeña fuerza de 400 jinetes al mando de mi hijo Juan regresó a Portugal durante la Semana Santa de 1476 para defender la frontera de los continuos ataques castellanos.Pero quedé acompañado de Juana y con el grueso de las fuerzas portuguesas,permanecé en Castilla por casi tres meses y medio, efectuando muchos ataques en las regiones de Salamanca y Toro.


Estuve ansioso pero no abandoné.Ante el desastre de Toro, he apresurado a proponerle a Luis XI una alianza contra Isabel y Fernando, pero éste, sumido en conflictos interno contra la Liga del Bien Público y contra el duque de Borgoña, Carlos el Temerario, se negó a la alianza. Ante esto, Alfonso V embarqué con dirección a Francia para entrevistarme personalmente con Luis XI, el cual me recibió con honores, pero tras nueve meses de darme largas finalmente me negó, una vez más, la ayuda solicitada. Busqué entonces la ayuda de mi primo, Carlos el Temerario, al cual traté de convencer para que firmara la paz con Luis XI, con el objetivo de que tras esta paz el monarca francés se quedaría sin argumentos para darme la ayuda que tanto necesitaba en Castilla, pero era grandísimo pena que mi primo Carlos el Temerario se negó a cualquier tipo de acuerdo con Luis XI. Finalmente el 15 de noviembre de 1477 Alfonso V regresé a Portugal, siento desesperado y sin ayuda…




Alfonso V de Portugal


No hay comentarios:

Publicar un comentario